La Política y el Fútbol

Dos pasiones argentinas íntimamente vinculadas

Por: Nicole Moscovich

Ya casi estamos en época de mundial y parece ser más que pertinente poder hacer una breve comparación entre dos pasiones argentinas que han sabido conquistar nuestros corazones.

Es bien sabido que el Fútbol es uno de las más grandes alegrías (por lo menos en la mayoría del tiempo) por excelencia. De una forma u otra termina apareciendo en nuestros diálogos.

Pero la cuestión de este articulo versa en ver qué pasa si miramos el Fútbol bajo la mirada de la Política. Tanto en el Fútbol como en la Política hay muchos equipo, bandos. Ambos producen fanatismo, despiertan pasión y en algunos momentos roces.

¿Si traspasamos la estrategia futbolística al ámbito de lo político?

En el Fútbol hay un DT, en el caso de la Política hay un Poder Ejecutivo que tiene a su cargo diferentes instituciones para regular a los actores (con diferentes roles) de las políticas públicas para que estos a su vez regulen la articulación y el funcionar de la sociedad dentro de la cancha. Podemos decir que las instituciones y sus actores son los jugadores y que la sociedad en este caso sería la pelota que va a ser regulada por los jugadores para poder cumplir los objetivos.

En el fútbol encontramos a los defensores y al arquero que son quienes protegen al equipo, los proyectos para que la sociedad (pelota) no entre en el lado equivocado.  En la línea del medio tenemos a los jugadores que van a tratar de articular, distribuir y hacer presión para que los delanteros cumplan con las metas y objetivos que se quieren lograr, llegando al arco del rival para poder debilitar al enemigo y conseguir lo buscado.

Las instituciones/jugadores mencionados anteriormente están dadas por el club (el estado) que provee de infraestructura y respaldo al equipo. Brindan al equipo un preparador físico que va a estar en los momentos previos al partido, donde intentará moldear y preparar al equipo ante cualquier adversario y así logren tener la mayor resistencia.  Los médicos que ponen a disposición el club, van a proteger a los jugadores ante las fallas y fragilidades que tengan debido a equipos anteriores que los debilitaron. También están los refuerzos que vienen a suplantar a aquellos jugadores que no están en condiciones de poder llevar a cabo sus políticas públicas/rol.

¿Las metas y objetivos generales? Ganar los títulos, campeonatos y por sobre todo el amor del pueblo (los hinchas) que bancan el proyecto del club y todo lo que hagan sus instituciones.

Algo muy curioso que sucede dentro del mercado económico, el mercado de pases. Allí se ven las diferentes mercancías en forma de jugadores que pasan de club en club con un trasfondo de interés económico y conveniencia, muy poco morales, llegando hasta en algunos casos entrar a jugar en el bando contrario. Todo esto esta manejado por el mejor postor. ¿No les suena conocido? Acaso no tenemos políticos que fluctúan constantemente de partido en partido según la conveniencia y el poder de los partidos de momento que se disputan.

Este pequeño resumen que puede llegar a ser algo confuso, pretende dar a entender y sentir más cercano el funcionar y actuar de las políticas en la Argentina. Abstraer y acercar con el lenguaje que más conocemos.

No se busca la banalidad. No se busca cientificidad. Solo busca mostrar la cercanía intima que tienen las dos pasiones que hoy atraviesan a la vida en la Argentina.

El argentino puede ser considerado tanto un zoon politikon como un zoon futbolon.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s