¿Es todo la inflación?

Por: Nicole Moscovich

La agenda del día, según los medios hegemónicos, parece ser la inflación. Los diferentes diarios con mejor readership o los programas televisivos de mayor rating indican que lo único que sucede en el país es la inflación y que esto afecta de manera importante a la económica del país.

Pero, ¿es esto lo único que pasa? Parecería que el gobierno de turno lo único que hace es generar inflación y ser corruptos. El problema acá en discusión es si esto es lo único que pasa en el país. Se puede decir que capaz es lo único malo que pasa, o lo único importante para la agenda mediática.

La agenda hegemónica no se está ocupando de lo que pasa con los profesores, con las aulas, con los chicos sin vacantes., o si se ocupan, lo hace de una manera tan disimulada que lo único que queda en la mente del consumidor de medios hegemónicos es que el país está en una de sus peores crisis económicas.

Otro problema que preocupa a periodistas como Eduardo Van Der Kooy es “la millonada invertida para construir una maquinaria de medios estatales o paraestatales” que ha sido un total fracaso. Este tipo de periodistas que priorizan la economía a las políticas sociales, solo toman en cuenta como fracasos aquello que depende del espectáculo que marca el rating de pantalla. No les es importante si los contenidos que se manejan llegan o no a aquellas minorías que el Estado pretende penetrar o generar conciencia a través de programas culturales. Es importante analizar un poco en el momento en el que la sociedad esta parada donde lo que más es consumido es lo único que es exitoso, donde los números cierran para la imagen y la agenda del día. El espectáculo de la política hoy parece marcar “lo importante” dependiendo del rating. Las políticas sociales o los problemas de grupos minoritarios como los docentes que reclaman subas de sueldo o los sindicatos no parecen ser de suma importancia para la opinión pública. Ciertos sectores son poco reconocidos por ciertos medios debido a su baja importancia en los telespectadores y a su baja conciencia social sobre los otros.

Los medios de hoy parecen solo mostrar aquello que es importante para las elites y grupos dominantes como bien remarca Morales Solá sobre la importancia de la devaluación del peso, la falta de dólares, la inflación, entre otros temas de coyuntura económica.

Un tema que parece no ser menor en la agenda es el problema que hay con los sindicatos a la cabeza Hugo Moyano. Los sindicatos lejos de aceptar las condiciones dadas buscan el aumento de sueldo como minoría que lucha por un poder adquisitivo salarial que concuerde con el porcentaje inflacionario. Argumento más que válido de una minoría, al igual que pasa con los docentes, que no se siente respaldada. Lo que se puede discutir son las formas mediáticas que toma este discurso en contra de los acuerdos. Ya que tienden a darle más importancia a la inmediatez salarial de solo los afiliados, sin tener en cuenta las políticas que se deben aplicar al bien común, ya que generando paros producen nuevos problemas en los trabajadores que no pertenecen a esos sindicatos, produciendo nuevos conflictos con otros sectores sociales.

Parece ser que la inflación opaca ciertas políticas estatales que se han realizado últimamente para mejorar la situación de aquellos que no estaban teniendo oportunidades para poder ir a la escuela o continuar sus estudios. Aquí demostramos que la inflación no es lo más importante en el país a nivel social ya que otros temas como la inclusión social de clases bajas, desempleados, la discriminación, los analfabetos, entre otros temas que no son tocados en la agenda hegemónica y que son tan importantes como la inflación para las elites.

Estos problemas no son los que predominan en la opinión pública pero tienen una suma importancia en la agenda institucional. Planes como el Progresar, deberían ser comunicados por los medios masivos ya que pueden llegar solucionar algunas dificultades de las tantos que hay hoy en la sociedad argentina.  Estos planes pueden llegar a ser de gran ayuda para aquellos sectores que no tienen acceso a la educación digna que merece cada ciudadano. O programas como el Pro.Cre.Ar o el plan de vivienda digna. Planes básicos para garantizar a ciertos sectores condiciones mínimas de vivir.

Estas líneas no pretender desmerecer el problema inflacionario ni dar a entender que sea un problema menor. Solo demostrar que hoy los medios de comunicación masivos tocan temas que son redundantes constantemente y que hay una falta importante de información sobre otros problemas que afectan a la población argentina como son los problemas sociales mencionados anteriormente. Los medios deben ser la campana de los diferentes intereses de aquellos que son y que no son representados. Los sectores cuyos intereses se contraponen y forman conflictos muchas veces no son los intereses de todos, sino de una simple elite que tiene el poder mediático y que de esa manera data una agenda que se mantiene en la voz de la opinión pública.

La sociedad en la que viven los argentinos es una sociedad sumamente polarizada y por la complejidad de esta misma se pueden identificar tantos conflictos y problemas como sectores sociales o grupos de intereses, entre ellos los minoritarios que se encuentran, en su mayoría, subordinados a los hegemónicos.

En este punto se podría pasar el termino aristotélico de oligarquía llevado a los medios de comunicación masivos ya que quienes tienen el poder de agenda son unos pocos que buscan el bien de las elites, lo que diría Aristóteles “el bien de los gobernantes” en el arena de los medios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s